Finalmente, si queremos llevar a cabo estrategias de marketing de contenidos exitosas, deberíamos seguir los siguientes pasos:

  • Definir claramente a quién queremos llegar, quién es nuestro cliente potencial y nuestro cliente ideal. Esta es una de las partes más importantes ya que deberemos perfilar muy claramente qué tipo de perfil queremos atraer con los contenidos que vamos a generar. Definir tus buyer persona o avatares hará que el contenido que generas case perfectamente con ellos.
  • Marcar objetivos que queremos conseguir generando y publicando estos contenidos. Generar leads, generar tráfico hacia nuestra web, crear marca, conseguir nuevos clientes, generar nuevas ventas, fidelizar a nuestros clientes aportandoles material de interés y de valor o incluso intentar ganar autoridad en nuestro mercado son sólo algunos ejemplos de los objetivos que podemos marcarnos con el marketing de contenidos. Debemos tener claro para qué sirve el contenido que estamos creando.
  • Posicionar en buscadores dichos contenidos para aprovechar el tráfico que podemos generar en caso de que se posicionen. Es importante este punto ya que, todo contenido creado que no se posicione (o no se consiga viralizar a través de las redes sociales) será un contenido desaprovechado. Tanto si generamos contenidos en formato texto (artículos o posts de un blog) como si generamos contenidos en video para Youtube, deberemos tratar de posicionarlos. Para eso es conveniente calcular el tráfico potencial que podríamos recibir en nuestra web en caso de que se posicionasen nuestros contenidos, y generar contenidos con las palabras clave más relevantes y que más tráfico generan. Podemos utilizar herramientas como Google Keyword Planner para conocer exactamente cuánto tráfico potencial recibiríamos si posicionamos esos contenidos.
  • Saber en qué canales se encuentra nuestro cliente potencial y desarrollar una estrategia para alcanzarlo.
  • Planificar las publicaciones que haremos, en qué canales, tipos de contenidos y con qué frecuencia (crear un plan editorial)
  • Y por último medir. Medir es una parte clave ya que debemos analizar si las acciones de la estrategia y nuestro plan están dando buenos resultados o no. Las conclusiones que saquemos nos servirán para modificar la estrategia y ver si debemos modificarla o por el contrario lo estamos haciendo bien y seguir con ella. Aquí algunos KPI podrían ser el tráfico que hemos generado, la cantidad de potenciales clientes, las ventas, la interacción social o la conversión. En este punto una herramienta como Google Analytics se vuelve fundamental para poder medir el éxito de nuestras acciones.

Fuente: https://victormartinp.com/marketing-de-contenidos/